EL SALICORNIO "CONOCER NUESTRO ENTORNO"

Día de actividad “conocer nuestro entorno” por El Salicornio.
El pasado domingo 18 de octubre de 2020, el Foro Cultural el Salicornio de Villena organizó una excursión siguiendo con sus actividades de “conocer nuestro entorno”.
Ya el año pasado se realizó una visita de estas características a la cabecera de la Acequia del Rey, concretamente al Puente de los Cristales y al Puente del Salero, el Salicornio está orgulloso de haber intervenido en su reciente y necesaria restauración, donde se impartieron las necesarias explicaciones, por Pepe Marco.
Este año se proyectó visitar el desconocido paraje del Hondo de Carboneras, nos concentramos unas veinticinco personas en pequeños grupos a la salida de Villena y después de cumplir todas las medidas de seguridad Covid-19, toma de temperatura, listado de asistentes, número de teléfono, mascarillas y distanciamiento, nos desplazamos al desconocido lugar para muchos de los asistentes, en principio a la mina de Teodoro, yacimiento de hierro, (magnetita).
Después de una foto de grupo, pero bien separados, nos desplazamos hacia las casas del Hondo, por la casa de la Fontnegra, pasando entre grandes parcelas de olivos, almendros y pistachos, una vez en las casas de Carboneras, se realizó el correspondiente almuerzo de sobaquillo.
A continuación nos desplazamos a pie hacia la Casa Grande situada en el término de Cabreras, allí nos recibieron sus dueños Francisco Plaza y Francisco Corell, biznietos de los compradores de la casa, a la familia Selva en 1895. Estas personas gustosamente nos enseñaron la coqueta ermita de 1750, la bodega y su explicación correspondiente, de esta preciosa finca.
Acabada la visita y después de los agradecimientos, por parte de Pepe Marco conocedor de este entorno, realizamos una excursión a pie por el entorno de las tierras del Hondo de Carboneras, encabezada por Chimo Domene, conociendo sus particularidades agrícolas, apreciando lomas y sierras que nos rodeaban, disfrutando de esta naturaleza y del día soleado y cultural que tuvimos.
En resumen un agradable día de campo por tierras desconocidas para muchos de nosotros, un lugar cercano que merece la pena visitar por todos los villeneros, solo una pega… el estado lamentable de una parte del camino, que los habitantes de la zona están sufriendo y reclamando desde hace tiempo, nos unimos a su reclamación para el arreglo de dichos caminos de este lugar bello y productivo de Villena.
Un poco de historia del desconocido Hondo de Carboneras
El Hondo de Carboneras, partida nº 28 (p-28) del término municipal de Villena situado al Sur del término, entre Casas de Jordán p-27 y Cabreras p-31, es un valle o zona honda, como se bautiza; se aprecia como una depresión situada y rodeada entre montañas, al Norte tiene el Cabezo Largo, y Lomas de Carboneras, al Sur las estribaciones de la Sierras de Salinas, al Oeste el Puerto de la Harina, y al Este, su desagüe natural por el puente de las Minas, pasando el camino y fincas de la Fontnegra, a partida de San Juan p-20 y por bajo del AVE al Carrizal p-29 buscando el Rio Vinalopó, uniéndose a este en el puente del Ventorrillo. En el sureste la Colonia de Santa Eulalia p-30 y Picachos de Cabreras p-31. Por este pequeño valle, pasa el viejo camino de Sax a Caudete o a Yecla, (también llamado antiguo camino con carros de Alicante a Madrid), y el Veredín Real de Granada por el Puerto de la Harina.
Esta zona inundable además de la de sus sierras, le llegan aguas por la rambla de la Boquera, con todo el caudal pluvial de las partidas del Puerto de la Harina, de sus terrenos y de las sierras que vierten sus pluviales a este valle, como: norte de la Sierra Salinas, y Rincón del Moro; Sur del Castellar, la Serrata, y Este de la Sierra de Enmedio; es por lo que las inundaciones siempre han sido cuantiosas, teniendo el Hondo una red de acequias casi similares a la zona de La Lagunilla, con una acequia central recogiendo los caudales sobrantes y pluviales como desagüe general del Hondo, he incluso se han inventariado las ruinas de cinco importantes norias de sangre que existieron para los riegos de parte de estas tierras, siendo el nivel freático con aguas cercanas a pocos metros, de hecho existen bastantes pozos por la zona. Se están realizando importantes instalaciones de modernos regadíos, estos terrenos tenían relevantes casas de labor con bodegas, en la actualidad existen variedad de cultivos como frutales, verduras, hortalizas, vid, olivos, almendros, etc. existieron varias viviendas con familias de agricultores cultivando sus tierras, todavía viven algunos todo el año.
Decir que es un hondo frio y húmedo, normalmente casi siempre hace viento de lebeche, (sureste), el levante dura tres días, de hecho como por ejemplo a los olivos se les aprecian bastantes tallos secos de los más tiernos, por el frio o por las heladas, por sus particularidades es similar a la Huerta de Villena.
Hablando con una persona autóctona del lugar, José Olcína Vizcaíno de 62 años, me contaba aparte de otras cosas, que el día 4 de septiembre de 1989, cayó una gran tormenta de gota fría (Dana) de las que no se conocían en muchos años, la avenida del torrente que entró desde el valle de la Harina (carretera del puerto) por la Boquera, inundó el Hondo y hubo una gran pantanada de más de 2,50 m. de altura en la su zona central y la de las casas, por lo visto se taponó por las brozas y leñas viejas la parte del desagüe en el puente de las Minas, y estuvo embalsado entre tres y cuatro meses, hasta el punto que se vieron colonias de patos, que residieron una buena temporada, así como un grupo de preciosos flamencos y otras aves migratorias.  Esta tormenta destrozó medio término de Villena y en la ciudad también tuvo mucha repercusión por coincidir con las fiestas de Moros y Cristianos.
Existen en este hondo, fincas importantes de labor como la Casa Grande de la familia Plaza, con bodega y una ermita de la Virgen del Carmen, su origen se remonta al 1750, ha sufrido algunos robos y necesita restauración, esta finca se adquirió por los bisabuelos de los actuales dueños, la familia de Francisco Plaza Grau, en el año 1895 a la familia Selva de Villena, en esta ermita se realizaban para la familia y los vecinos, oficios religiosos, bautizos y hasta enlaces matrimoniales. En sus exteriores se rodaron secuencias de la serie La Alquería Blanca; existen otras fincas con bodegas y varias casas que fueron de los Hermanos Amorós, la familia que donó los terrenos donde se construyó el Instituto que lleva su nombre en Villena; hay otras casas de aquella época con bodegas, almazaras y sus terrenos correspondientes. La existencia en la partida de 8 norias, (5 en el Hondo), de las que tenemos fotos de las ruinas de tres: la noria de Pedro Valdés Yagüe, la de María Gilbert Hernández y de Francisco Plaza Gra.
La mina de hierro (magnetita), de Teodoro.
En esta desconocida partida nº 28 del término de Villena, Hondo de Carboneras, tenemos la existencia de la mina de hierro (magnetita), denominada “La Teodora”. Está ubicada al Norte del Cabezo Largo, y al Sur del Cabezo de Judas. Este yacimiento de magnetita lo localizó el zahorí villenero, Teodoro Hernández Tomás, de apodo el “puntalero”. Que lo descubrió por casualidad, rastreando estos terrenos buscando en su subsuelo acuíferos de agua, fue su oficio con gran precisión, entre otras facetas.
Tras su asombroso hallazgo Teodoro, pidió la concesión directa de la explotación de la mina el 28 de Octubre de 1955 y le fue otorgada dicha concesión, el 23 de Julio de 1958. Este tipo de yacimientos son de interés creciente por las demandas de estas materias primas para empresas de China; tras años de explotación, la mina fue abandonada por falta de rentabilidad, acopiando el producto extraído alrededor de la citada mina, que todavía  conserva el pozo de acceso con pasarelas de madera. Incluso Teodoro realizó diversas gestiones para ver de desviar una vía de ferrocarril MZA, para rentabilizar los materiales que se tenían que extraer. Todo fue un intento. (2).
En el año 2000, según indicó Teodoro, una compañía holandesa y otra mexicana estaban interesadas en abrir de nuevo la mina para extraer la magnetita y destinarla a la industria aeronáutica. Sin embargo no se alcanzó ningún acuerdo; Teodoro falleció a los pocos años, sin ver realizados sus proyectos, y la mina que le quitaba sus sueños quedó abandonada a mejor vida. Gracias Teodoro por tus inquietudes.
(1) Detalles contados por, Pepe Olcina Vizcaíno, nativo del Hondo de Carboneras.
(2) Detalles y datos de Pérez Gil, del Diario Información.
Nota importante: en el caso de visitar la Teodora, prohibido a personas con marcapasos u otras prótesis corporales, por la radiación molecular en masa de la magnetita.
José Marco Hernández 20 de Marzo 2019 - El Salicornio

No hay comentarios:

Publicar un comentario