ARRACADA DE ORO VILLENA 2016

ARRACADA DE ORO 2015 para Miguel Ybern Parcerisas toda una vida vinculado al "Chicharra", y a título colectivo al Club de Jazz de las Mil pesetas.
Publicado en El Periódico de Villena
Miguel Ybern y el Club de Jazz de las Mil Pesetas, un “ejemplo para los villeneros por su compromiso y perseverancia”
Emocionante es el adjetivo que mejor describe el acto de entrega, por cuarto año consecutivo, de la Arracada de Oro, reconocimiento creado por el ayuntamiento de Villena para honrar a los particulares y colectivos locales que más sobresalen a lo largo del año. Miguel Ybern, estrechamente vinculado a la historia del ferrocarril Chicharra, y el Club de Jazz de las Mil Pesetas, han sido los galardonados este año.
Un salón de sesiones lleno hasta la bandera acogía la entrega del reconocimiento, coincidiendo con el 38 aniversario de la Constitución de 1978. Los portavoces de los diferentes partidos valoraban los 38 años de estabilidad y progreso que ha traído a nuestro país la Carta Magna, pero como es habitual, aprovechando para incluir sus particulares reivindicaciones: una decidida apuesta por la cultura, creando unas bases para becar a los jóvenes creadores y fijando un mínimo de gasto anual por parte del ayuntamiento (Isabel Micó, por el PSOE), la defensa de la soberanía nacional y la necesidad de cambios en el texto constitucional para fortalecer la democracia y hacer que los ciudadanos vuelvan a confiar en las instituciones (Francisco Abellán, por el PP), y la necesidad de actualizar la Constitución para reivindicar más derechos sociales y medioambientales y afrontar retos como el desempleo, el cambio climático, la desigualdad o la regeneración democrática (Mercedes Menor, por Los Verdes).
Finalizadas las intervenciones, llegaba el turno de entregar la Arracada de Oro. Mercedes Menor, edil de Participación Ciudadana, era la encargada de glosar los méritos de los galardonados, extensos tanto en el caso de Miguel Ybern como en el del Club de Jazz, que posteriormente recogían la Arracada –una reproducción de la "Arracada de la Condomina" del siglo VI a.C, uno de los hallazgos más singulares de los que alberga el Museo Arqueológico– de manos del alcalde.
Toda una vida dedicada al Chicharra
Con la voz entrecortada, Miguel Ybern, a sus 93 años, era parco en palabras pero intenso en emociones, señalando que el ferrocarril fue su vida y a él dedicó sus mejores años, tanto a la línea propiamente dicha como en la formación de técnicos y trabajadores, muchos de los cuales emprendieron posteriormente carreras profesionales que en algunos casos llegan hasta nuestros días.
Una referencia en España
Posteriormente, Alfonso Querol, presidente del Club de Jazz de las Mil Pesetas durante 18 de sus 20 años de existencia, dedicaba el galardón a todos los socios que han sido y son, así como a los integrantes de las diferentes directivas de la entidad, todo un referente para los músicos de jazz españoles gracias a una labor que, altruista, ha acercado dicho estilo musical no solo a los socios, sino también a todos aquellos ciudadanos que han querido, pues sus 216 conciertos han sido siempre gratuitos. Además, Querol reconocía al resto de premiados y nominados a las Arracadas de Oro 2016 y tenía una mención especial para el personal de la Casa de la Cultura y, muy especialmente su director, José Ayelo, alma mater del club junto al propio Querol.
“Nos ayudan a mejorar y superarnos”
Por último tomaba la palabra Francisco Javier Esquembre, quien mostraba su doble satisfacción por celebrar el aniversario de la Constitución y otorgar unos galardones para “los que había otros candidatos, y muchos más que aún no han sido nominados, que también lo merecen”. Recurriendo a los versos de “Viento del pueblo”, de Miguel Hernández, el alcalde destacaba que “Villena está comprometida en seguir avanzando por la senda del respeto, la igualdad, la cultura y los derechos humanos, valores recogidos en nuestra Constitución, y también en valores como la perseverancia, el compromiso y la generosidad, que tan bien representan tanto Miguel Ybern como el Club de Jazz de las Mil Pesetas”, concluía.
IMÁGENES PARA EL RECUERDO
La Asociación Cultural "El Salicornio" con Miguel Ybern
 El Club de Jazz de las Mil pesetas
MIGUEL YBERN PARCERISAS Con muy pocas palabras y emocionado Miguel Ybern agradeció a todas las personas que se han acordado de su persona y simplemente tuvo palabras para recordar que toda su vida ha sido la VAY y el Chicharra, sintiéndose muy villenero también recordó que dio clase en la Sociedad a muchas personas que actualmente continúan trabajando de lo aprendido en aquellos años. Miguel Ybern recibe el premio con 93 años, nació en Villena 1923.
EL CLUB DE JAZZ DE LAS MIL PESETAS Alfonso Querol presidente del Club...
Sr. Alcalde, Sres. Miembros de la Corporación municipal, Sr. Ybern, Socios y socias del Club de Jazz de las Mil Pesetas, Sres. Y Sras. del público asistente... Muy buenos días.
En primer lugar quiero dar las gracias al jurado por habernos premiado con esta Arracada de Oro de la ciudad de Villena y felicitar también a D. Miguel Ybern por haber obtenido el mismo galardón.
También debo mencionar a la Agrupación Las Pencas de la Laguna, quienes optaban a este premio en la misma categoría que nosotros. Pienso sinceramente que su labor es muy destacable y que son también unos muy dignos merecedores de este premio.
¿Qué narices hemos estado haciendo aquí durante 20 años? Jazz. Y hoy es un gran día para el jazz y para la Asociación que tengo el honor de presidir. Y también es un gran día para mí. 18 años de presidencia hacen que el Club forme parte de tu ADN. Más incluso que el color de tu piel, tu pelo o tus ojos.
El Jazz. No hace mucho, presentando uno de nuestros conciertos en la Casa de Cvltvra decía que habíamos tardado 20 años en cumplir nuestros objetivos. Tenemos un club estable. Tenemos un público que, concierto tras concierto, ha ido entendiendo cuáles son los tiempos, las formas, las armonías... ¡Y eso es algo que me sorprende grata y constantemente!
El Jazz. En estos 20 años hemos realizado 216 conciertos. Más que muchos teatros y ayuntamientos de ciudades similares a la nuestra. Por nuestro escenario han pasado artistas de primer nivel nacionales e internacionales. Hemos colaborado con el Trojazz y realizado uno de aquellos festivales por nuestra cuenta y riesgo cuando las instituciones no quisieron hacerlo. Conciertos didácticos, master classes, Jam Sessions, conciertos infantiles, colaborado con el VEM, organizado una semana de conciertos en el Voweek Jazz Festival... y todos ellos, señores y señoras, de forma gratuita. Para todo el mundo. Tanto si son socios como si no. Y esa es nuestra mayor grandeza, porque, por todo esto, el Club de Jazz es el culpable de que en Villena, desde los niños a los más mayores, sientan esta música como algo cercano. El que más y el que menos alguna vez ha acudido a alguno de los conciertos que hemos hecho en bares, Casa de la Cultura o plazas a las que hemos sacado el jazz aprovechando las calurosas noches veraniegas.
El Jazz. La Casa de la Cultura. En realidad, cada vez que hablo del Club debería hablar de El Club de Jazz de las Mil Pesetas / Casa de la Cultura. Hace muchos años que iniciamos nuestra colaboración. Desde entonces, más que una colaboración es una Simbiosis o, como dicen ahora los libros de texto de mis hijas, comensalismo: Donde ambas especies salen beneficiadas mutuamente. Los que escucháis mis presentaciones en los conciertos, estaréis cansados de oírme dar las gracias a los integrantes de la Casa de la Cultura. Pero nunca será suficiente. Sus concejales, con los que desde hace cuatro legislaturas tenemos una excelente relación, Genci Estevan, Paco Abellán, Isabel Micó, Conchi Beltrán... Su personal: Ana, Benjamín, Blas, Juan; nuestros técnicos de sonido: Dani Tortosa, Alberto Serrano , Toni Molina... y de una forma muy muy especial, Pepe Ayelo, uno de mis grandes amigos y una persona que es, bajo mi punto de vista, el principal artífice de la actividad Cultural que se desarrolla en Villena. Hablo del Director de la Casa de la Cultura, a quien este club le debe muchísimo, además de que este premio lo tenemos, en parte, gracias a él porque fue quien nos presentó como candidatos, el Club brotó gracias a una idea suya. Él fue quien planteó: “¿No conseguiremos 60 personas que paguen mil pesetas al mes para hacer un concierto?” Lo demás fue trabajo para hacer llegar la propuesta a personas con sensibilidad hacia la música y la cultura. Pepe ha estado ahí desde el primer momento apoyándonos y trabajando codo a codo con nosotros para conseguir nuestros objetivos que son, en parte, los mismos que los de la Casa de la Cultura. A él, de todo corazón, muchísimas gracias.
El Jazz. Siempre hay un trabajo que hacer y éste lo hace nuestra directiva. Gente que da un paso adelante, y acepta la responsabilidad de hacer lo necesario para que esto siga avanzando: Contratación, coordinación, tesorería, diseños, redes sociales... 20 años de Club de Jazz no se consiguen sin todo este trabajo, que no se ve demasiado, pero que es absolutamente necesario. A lo largo de este tiempo han ido pasando por la Justa Directiva diferentes personas. A todos ellos esta Asociación les debe un agradecimiento. Y hoy, este trabajo lo realizan de forma impecable Paco Flor, José Manuel Ruíz, Antonio Ruíz “Chispes”, Conchi Jareño... Gracias por vuestro apoyo incondicional.
El Jazz. Llega el día del concierto, el momento para el que hemos estado trabajando cada mes. No somos empresarios del Jazz que muy lícitamente ganan su dinero a través de los conciertos. Somos una asociación de aficionados al jazz y eso se nota. Nos esforzamos por mimar a los músicos que nos visitan, intentamos que se sientan acogidos, que la calidad del montaje y características técnicas sean las mejores posibles. El público de Villena es envidiable. Permanece atento al escenario y eso les hace viajar y disfrutar con lo que los músicos nos proponen cada noche para que, finalmente, el concierto termine con una sensación de felicidad que público y artistas se llevan de vuelta a su casa. Estos detalles y trayectoria han favorecido que Villena, por medio de su Club de Jazz, se haya convertido en un referente nacional de prestigio en el que los músicos en esta disciplina lo catalogan como un sitio histórico en el circuito de Jazz de este país.
El Jazz. Quisiera hablar para terminar, de los principales protagonistas de esta historia. Los socios y socias que componen el Club de las Mil Pesetas. No sólo aquellos que lo son ahora, sino aquellos que lo fueron y, ¡Maldita crisis! ya no lo son, pues durante el tiempo que estuvieron, aunque sólo fueran unos meses, ayudaron a que nuestro Club siguiera adelante. Este premio es de cada una de estas personas, porque – creedme- muchas de ellas ni siquiera pueden venir a los conciertos y, aun así, abonan su cuota mensual porque creen en esta aventura que un día pareció de locos. El Premio, vuelvo a repetir, es de cada uno de ellos y de cada una de ellas.
Sólo me queda pediros que, si tenéis 12 euros, no dudéis en asociaros a este, nuestro Club de Jazz de las Mil Pesetas para que en Villena se siga disfrutando del Jazz que ya es parte de nuestra vida.
Muchas gracias. Alfonso Querol - Presidente del CJMP
Publicado en Villena Cuéntame

No hay comentarios:

Publicar un comentario